Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
  NEWS  

Murray se regala de cumpleaños, el título en Roma

Federico Coppini - 16-05-2016 - Leer: 46


Exactamente siete días después de verse las caras, en la Caja Mágica, el número 1 del mundo, Novak Djokovic, y el número 2 del mundo, Andy Murray, se re-encontraron en el partido final del Masters 1000 de Roma, ante un cielo cerrado, que castigó el Campo Centrale del Foro Itálico, 

Los dos finalistas, llegaban en condiciones muy dispares. Murray, venía de hacer una "entrada en calor" ante Lucas Pouille, en lo que se denominó como partido de semifinales, mientras que el serbio, pasó con lo justo, a última hora, tras tres horas de intensa batalla, cuando venció al japonés Kei Nshikori.

 

Murray tuvo un partido redondo en la final de Roma. El escocés jugó en gran nivel, se aprovechó de un errático y molesto Novak Djokovic y se impuso por 6-3 y 6-3 para adueñarse del título del Foro Itálico. Corona N°12 en torneos de Masters 1000 y primer festejo en 2016.

 

Murray tomó el control en el inicio gracias a dos circunstancias: su solidez en el servicio y el juego errático y fastidioso de Djokovic. El escocés ganó sus primeros ocho puntos con el saque y, luego de dejar correr tres puntos de quiebre en el 1-0, selló la primera rotura para el 3-1 bajo una pequeña llovizna.

 

Djokovic, con malas sensaciones. Tiró la raqueta al piso -rebotó y saltó hacia el público- , habló irónicamente con el umpire, el argentino Damián Steiner por no parar el partido por el mal clima y siguió acumulando fallas no forzadas.

 

El escocés intentó sacar de su vista todo lo sucedido del otro lado de la red y continuó con su plan de juego. Sin mayores sobresaltos llegó al 5-2. Y, al unísono de una nueva presentación de la lluvia, cierre por 6-3 en 46 minutos.

 

Djokovic tuvo su momento en el partido en el inicio del segundo set. El serbio estuvo más fino con sus golpes, sólido con el servicio y llegó a contar con puntos de quiebre en sus primeros dos turnos con la devolución. Pero no pudo sacar tajada y de nuevo los problemas.

 

Murray soportó la presión del serbio y, con un gran game, quebró para el 3-2. La situación adversa volvió a sacar del eje al N°1 del mundo, que una vez más discutió con el juez de silla.

 

El escocés mantuvo distancia de la situación y, con coraje y jerarquía, sacó un duro game adelante (estuvo 30-30 en el 4-3) y lo cerró con autoridad. Enorme punto para coronar su victoria, acorde a su semana en Roma.

 

Sin dudas a Djokovic le jugó en contra haber llegado a la definición con cansancio acumulado por sus apretadas victorias ante Rafael Nadal y Kei Nishikori, a quien dejó en el camino en semifinales en un duelo que duró poco más de tres horas y que finalizó cerca de la medianoche.

 

Para Murray, además, historia y revancha en Roma. Fue el primer británico en ganar el título en la Era Abierta y quebró una racha negativa de cuatro derrotas (0-4) ante Djokovic en polvo de ladrillo.
 

El escocés de esta manera, a su vez, firmó su triunfo N°29 sus últimos 32 partidos sobre polvo de ladrillo y con la buena novedad que desde el lunes volverá al N°2 del mundo. Título N°36 en su carrera, y primero en la temporada.

Nombre y Apellido
Dirección de Email
Username
Password
* Haciendo click en SUSCRIBIRSE, ud acepta nuestras políticas de privacidad
ATENCION: Por favor, revise su correo no deseado o spam, en caso de no haber recibido su código de activación, en pocos minutos

CERRAR
X

Password dimenticata ? Inserisci il tuo indirizzo email e ti invieremo i dati di accesso

Dirección de Email
ATENCION: Por favor, revise su correo no deseado o spam, en caso de no haber recibido su código de activación, en pocos minutos

CERRAR
X
Powered by: World(D) 1.6