Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
RAFAEL NADAL

"Rafa, amigo, gran tenista, un luchador y una persona que se deja querer."

-  Leer: 3193
by Mariano Gombi

El dueño del Paris Saint Germain, ex tenista, habla maravillas de Nadal

El deporte en Qatar y el tenis en particular va ligado a un nombre propio: Nasser Al-Khelaïfi. Ex tenista profesional, que llegó al puesto 995 del ranking ATP, además de disputar 43 eliminatorias defendiendo su bandera en la Copa Davis, ahora es conocido por ser el presidente de la Federación de Tenis qatarí, el máximo dirigente de Bein Sports y del equipo de fútbol del París Saint-Germain.

Al-Khelaïfi tiene una apretada agenda esta semana porque se juega en Doha el WTA Premiere, con la presencia de las más destacadas jugadoras del mundo, y hoy preside en el Parque de los Príncipes de París, el partido de octavos de Champions entre el PSG y el Barcelona. Cambia con facilidad el thobe, vestimenta típica de Qatar, por un traje de etiqueta hecho a medida. Y tiene la ventaja de ser amigo de los profesionales de la raqueta porque hubo una época que fue uno de ellos. En el teléfono móvil de Nasser están guardados los números de todos ellos, con los que mantiene una relación personal.

De momento, ha conseguido llevar a su tierra a los mejores, tanto en hombres como en mujeres. Incluso albergó el Masters femenino de 2008 a 2010. "Para nosotros, el tenis es un deporte muy importante y lo demuestra que en un mes tenemos un gran torneo internacional ATP y WTA. Tuvimos la suerte en enero de acoger una final entre el número 1 y 2 del mundo, la grada llena, el partido duró tres horas...", recuerda.

Al-Khelaïfi, de 43 años, es ahora un reputado hombre de negocios que un día ingresó en el circuito profesional, cediendo por dos veces en la primera ronda de Sankt Pölten, en 1996, ante Thomas Muster, y en su debut de Doha, en 2002, ante el uzbeco Oleg Ogodorov. Si volviera a ser jugador se quedaría con alguna de las cualidades de los actuales dominadores del circuito.

Amigo de los españoles

"Es difícil decir quién me gustaría ser si fuera tenista en la actualidad. Están Novak (Djokovic), Murray o Rafa, amigo, gran tenista, un luchador y una persona que se deja querer. Soy su fan. Le conocí hace como 10 años y hablamos a menudo de tenis y de fútbol. Sé lo mucho que le gusta el fútbol y sobre todo el Madrid. Tuvimos la suerte de que viniera a ver un partido del PSG. Tiene una fantástica familia y un gran agente como Carlos Costa. Espero que el año que viene vuelva a jugar en Doha porque seria muy bueno para el torneo", explica. Otro de los amigos cercanos de Nasser es Fernando Verdasco al que convenció para que fuera a residir a Doha.

Año tras año, desde 2008, Al-Khelaïfi preside las finales y se encarga de dar el trofeo al campeón, un halcón dorado que espera que algún día vaya a parar a manos de un tenista local. "Es un sueño. Soy realista. De momento, me conformo con ver un qatarí en el cuadro sin la necesidad de una invitación". Su esperanza es Mubarack Shannan Zayid, el 1.266 del mundo y al que ve con opciones de ser Top100.

Esta noche, el alto dirigente del deporte qatarí será el anfitrión de uno de los duelos más atractivos que se pueden ver en la Champions. Su equipo se mide al Barcelona de Leo Messi y Neymar, que cada verano son situados en la órbita del conjunto parisino. En este sentido, quiere dejar claro que "yo sólo iría a fichar a uno de los futbolistas que ya tengo en el PSG". Aunque no rechaza su admiración por los cracks como en su día tuvo por Maradona y Pelé.

Con respecto a la eliminatoria con el Barça, Nasser confía en las posibilidades de los suyos aunque es consciente de la entidad del rival que tendrán delante. "Todo el mundo les da favoritos a ellos, pero yo confío en mis jugadores y en mi entrenador Unai, que es español y les conoce bien. Todo el respeto para ellos, no será fácil, pero lucharemos para clasificarnos".

Powered by: World(129)