Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
TENIS HISTORIAS

Gilles Simon amenaza a umpire en Wimbledon.

-  Leer: 1095
by Mariano Gombi

Estalló contra el árbitro y la organización, por que el umpire obligó al francés a jugar a pesar de que estaba lloviendo.

Después de que en Roland Garros algunos jugadores se quejaran de la organización por obligarles a jugar a pesar de la lluvia, las jornadas retrasadas debido al mal tiempo han obligado que se tomaran decisiones como la de estos últimos días, donde se obligaba a jugar a pesar de que caían gotas de lluvia, provocando peligros de caídas y lesiones. Gilles Simon no se reprimió y en pleno partido, amenazó al juez de silla con denunciarle si se lesionaba.

"No quiero jugar. Cuando llueve sobre hierba, no se puede", le dijo el francés a John Blom, juez de silla del encuentro que le enfrentaba a él y a Grigor Dimitrov. Blom hizo caso omiso a sus peticiones y pidió que continuara jugando a pesar de que Simon había llamado al supervisor intentando parar el juego, sin éxito. "Si juego y me lesiono, te denunciaré y pagarás", le amenazó el francés que acabó perdiendo el partido en cuatro sets.

En rueda de prensa, no se le pasó el enfado. "Odio jugar cuando llueve. Nunca entenderé por qué nos fuerzan a jugar cuando la pista está resbaladiza. Bueno, lo entiendo, pero no es aceptable para mí", argumentaba visiblemente enfadado. "Si un día me lesiono cuando la hierba esté así, voy a denunciar a todo el mundo en el estadio. Nosotros intentamos entender lo que ocurre pero se llegó a un punto en el partido en el que todo esto era ridículo", añadía.

Preguntado sobre qué le dijo el supervisor cuando habló con él, Gilles no rehuyó contestar. "Te diré lo que me dijo y te dejo decidir cómo te sentirías cuando alguien te dice eso directamente a la cara. Me dijo: 'Está lloviendo pero el agua no se posa sobre la hierba. La lluvia es muy ligera y las gotas se quedan en el aire y vuelan hacia otro lado. La hierba no está mojada'", revela el francés. "En la tele se me ve enfadado porque quiero destrozarle. Así son las cosas", agrega.

Simon confiesa que discutirá el trato que reciben en los Slams en el Consejo de Jugadores. "No ocurre sólo aquí, ocurre en cada Grand Slam. Aquí, que si la hierba está mojada y en Australia, por ejemplo, que nos obligan a jugar cuando hace 44 grados y el doctor te dice que todo está bien", asegura. "Creo que los torneos han tenido suerte de que nunca ha ocurrido nada serio a ningún jugador, como que alguien se rompa la pierna resbalando o que le pase algo a alguien en Australia jugando bajo esa calor. Quieren que juguemos, nos presionan y somos humanos. Quizá se piensen que somos muy fuertes y que podemos jugar bajo cualquier condición", continúa.

"El problema siempre está del lado del torneo", argumenta. "Ellos te fuerzan a jugar y no puedes decir nada. Lo discutes, les dices: 'Hey, vamos, la hierba está mojada', pero entonces te vienen con esas de que el agua no se posa en la hierba. Entendemos que los retrasos son terribles para los torneos y que el público espera y quiere ver un partido, pero permitir esto no es posible", admite.

Y antes de irse, Simon deja un deseo que espera poder ser oído por quien debe oírlo. "Pienso que si llueve, se debería parar. Si ves lluvia en la hierba, se debería decir: 'Ok, paramos'. Es básico para mí, pero no parece que sea así para ellos".

Powered by: World(129)