Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
TENIS HISTORIAS

Cibulkova postergaria su boda debido a sus triunfos en Wimbledon.

-  Leer: 975
by Rossana Acosta Abimerhi

Dominika Cibulkova anunció hace una semana una de las noticias más importantes de su vida: se casa. La eslovaca, comprometida con su pareja, el fortachón Michal Navara, cerró fecha para contraer matrimonio el próximo sábado 9 de julio, pese a saber de antemano que ese día se disputaría la final femenina de Wimbledon.

Hoy, cinco días más tarde, la actual número 18 del mundo se prepara para luchar ante Elena Vesnina por un lugar en las semifinales del torneo británico. Una sorpresa tan agradable que jamás se llegó a imaginar a la hora de programar su calendario.

Lo cierto es que la falta de confianza en ella misma tenía cierto fundamento, nadie podía imaginar que llegaría hasta aquí. Para empezar, venía sin días de descanso en las piernas y chocaba con Lucic-Baroni en el debut, una veterana que se las sabe todas en este tipo de eventos.

A partir de aquí, Daria Gavrilova, Eugenie Bouchard y Agnieszka Radwanskahasta plantarse en los cuartos de finales. Las dos últimas rivales, ex finalistas de Wimbledon y con mucho más recorrido que ella sobre la hierba.

Además hacía más de un año que Dominika no llegaba tan lejos en un certamen de Grand Slam, una racha que tenía pinta de frenarse más pronto que tarde. Pero claro, ese exceso de partidos traía también un refuerzo claro a su candidatura.

Hace nueve días Cibulkova salía campeona en Eastobourne en la que era la primera final WTA sobre pasto de su carrera. Y superando a Karolina Pliskova por el título, casi nada. Un día después ya estaba en Wimbledon, seguramente con la intención de jugar un par de partidos e irse a preparar su boda.

Bendita falta de amor propio la que le faltó a Dominika, porque ha sido lo que le ha llevado a jugar mejor que nunca e igualar esos cuartos de final que ya cosechara en Londres en el año 2011. Ahora llega el inconveniente, la boda.

Aunque, ¿realmente es un problema? “Si realmente debemos posponer la boda, será un sueño hecho realidad, ya que no podría haberme pasado nada mejor en mi carrera deportiva”, explicó la de Bratislava en rueda de prensa, todavía dentro de una burbuja de felicidad.

“Desde luego, no sería problema casarme una semana más tarde, además sería más placentero y divertido. Ya veremos qué pasa. Si gano, seguro que me casaré más tarde”, concluyó con una sonrisa en su rostro, apoyada seguro por Michal Navara, el hombre que le dará el ‘Sí, Quiero’ próximamente.

.

Powered by: World(129)