Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
ATP

¡Espectacular fiesta de campeones!

-  Leer: 8874
by Beto Briones

De maravillar en la canchas, a hacerlo en la pista. La cena de campeones en Wimbledon resultó espectacular.

El emblemático edificio Guildhall, ubicado en la City londinense y donde apenas cuatro días antes habían cenado los Reyes de España durante su histórica visita de Estado al Reino Unido, fue el escenario escogido para celebrar la tradicional velada, a la que asistieron 400 invitados ataviados con sus mejores galas.

Entre ellos, dos de los tres únicos españoles que antes de Muguruza consiguieron alcanzar la gloria en 'La Catedral' del tenis, Manolo Santana (1966) y Conchita Martínez (1994) que, junto con el ausente Rafa Nadal (2008 y 2010), completan el cuarteto de ganadores patrios.

Federer fue obsequiado con un cuadro que recogía las fotos de sus ocho triunfos sobre el pasto inglés como premio por haber logrado lo que nunca antes nadie en la historia del tenis.

Aunque el protocolo de la cena no obligaba a vestir de blanco, como si hace para saltar a las pistas del All England Tennis Club, la española quiso lucir ese mismo color en su vestido, adornado con unas hojas de laurel plateadas, quizá en su particular homenaje a las tradiciones del campeonato más antiguo y prestigioso del mundo.

El otro color predominante de la velada fue el morado, que pudo verse en manteles, servilletas, flores e incluso la alfombra de la entrada al recinto, erigido hace más de seis siglos sobre las criptas medievales más grandes de Londres.

El resto de los monarcas, de las nueve categorías que se disputaron, también hicieron acto de presencia.

El presidente del club inglés, Philip Brook, quien dedicó unas palabras a la sala al término de la cena, no olvidó mencionar para que recibieran también su merecido aplauso a los vencedores de las otras categorías del torneo, entre ellos Alejandro Davidovich Fokina, que ganó en Júniors, hazaña que no había logrado un español en últimos 50 años.

Entre los episodios ocurridos durante las dos semanas del torneo, Brook destacó el "épico" partido en el que Nadal cayó abatido por Gilles Müller y deseó volver a ver pronto al mallorquín en esa cena.

Después de darse un baño de multitudes y fotografiarse con algunos fans, Muguruza y Federer abandonaron el lugar pasada la medianoche, momento en el que ningún hechizo se desvaneció, siguen siendo y serán para siempre los campeones de Wimbledon 2017.

.

Powered by: World(129)