Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
ATP

Jared Donaldson y Pablo Carreño, se sienten cómodos en pista dura

-  Leer: 319
by Beto Briones

El estadounidense Jared Donaldson y el español Pablo Carreño no son exclusivamente especialistas de arcilla. Los dos, a pesar de su gran experiencia sobre polvo de ladrillo, han encontrado la manera de destacar en tierra batida y pistas duras, incluyendo su primera puesta en escena en el Western & Southern Open de Cincinnati.

Donaldson, de 20 años, logró su tercera victoria en un ATP World Tour Masters 1000 en las últimas dos semanas, sorprendiendo al cabeza de serie No. 12 Roberto Bautista Agut por 7-6(5), 6-3 para avanzar a la segunda ronda.

Por su parte, Carreño Busta, que jugaba su segundo encuentro desde Roland Garros (debido a una lesión abdominal), también necesitó sólo dos sets para derrotar a Paolo Lorenzi por 6-3, 6-3.

“Creo que lo bueno es que tengo experiencia en ambas superficies”, señala Donaldson. Creció sobre pistas duras, como Carreño Busta. El americano pasó su infancia jugando en pistas cubiertas en Rhode Island en los Estados Unidos.

Pero cuando tenía 14 años, sus padres y entrenadores quisieron ampliar su juego y se trasladaron a Buenos Aires, donde entrenó sobre tierra batida durante cerca de dos años. Donaldson trabajó con las promesas del país, entre las que se encontraba el actual No.

33 del mundo Diego Schwartzman. La experiencia ayudó a madurar a Donaldson, y también dio variedad a su juego. Sabía cómo jugar en pistas rápidas pero, en Argentina, aprendió como batallar también sobre superficies más lentas.

“Tengo una buena base para jugar en polvo de ladrillo, y creo que la gran diferencia es que la tierra me da un poco más de tiempo en mis golpes de fondo, algo que creo que es bueno, pero también tengo la habilidad para pegar pronto la pelota, algo infravalorado en tierra batida.

Los jugadores que pueden hacer ambas cosas –pegar pronto y ser capaz de jugar atrás- son los más duros de batir”, analiza Donaldson. Pero sus mayores éxitos han llegado sobre pista dura. Donaldson alcanzó la cuarta ronda en Miami el pasado año y la tercera en Montreal la pasada semana.

“Sobre pista dura… creo que atacar, conectar pronto la pelota y sacar muy bien”, señala como claves en la superficie. “Mi estrategia es siempre ser agresivo y atacar, es lo más destacado en las pistas duras”, indica Donaldson.

Carreño Busta también jugaba casi exclusivamente en pistas duras hasta que fue adolescente. Cuando tenía 15 años empezó a tomarse el tenis más en serio y se trasladó de Asturias a Barcelona.

“Empecé a jugar más sobre tierra, al estilo español”, reconoce el asturiano a ATPWorldTour.com. Pasó los años siguientes de su carrera aprendiendo cómo construir los puntos en tierra, pero se unió al profesionalismo, habiendo jugado la mayoría de sus partidos sobre pistas rápidas.

Desde entonces ha destacado en ambas superficies. El mejor resultado de Carreño Busta en un Grand Slam llegó sobre tierra, con los cuartos de final en Roland Garros el pasado mes de junio. También ganó el Millennium Estoril Open de Portugal a comienzos de año.

“El estilo español se adapta mejor a la tierra batido porque peleamos mucho”, asegura Carreño. Pero el resto de sus títulos, incluida su primera corona el pasado año en Winston-Salem Open, llegaron en pista rápida.

“Ahora quizás me siento más cómodo jugando en tierra batida pero mi primer título ATP fue en pista rápida, así que también estoy cómodo jugando allí”, asegura Carreño Busta.

“Tengo buen saque, buen resto. Quizás un buen juego para ambas superficies”. Su atención está sólo puesta ahora en pistas duras, la superficie donde se juega el Masters 1000 de Cincinnati.

“Tenemos oportunidades ahora en este torneo de hacer cosas importantes”, cierra Carreño. (Información del portal de la ATP en español) .

Powered by: World(129)