Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
TENIS HISTORIAS

Hoy en dia ¿Cuanto cuesta vivir del tenis?

-  Leer: 8560
by Cesia Alvarado

“Yo empecé a ganar algo de plata hace uno o dos años. Un tenista que está 120 o 130 del mundo está igualado o pierde plata”, le dice a la cámara Diego Schwartzman. “Todo lo que la gente ve en televisión es irreal; es el circo máximo que la ATP quiere mostrar”, sostiene Guido Pella.

“De los premios que aparecen públicamente, el jugador se queda sólo con un 30 o un 40%”, asegura Juan Mónaco. Los tres fueron entrevistados por Bruno Tiberti, un ex jugador que apenas llegó al 650° puesto del ranking mundial en 2009 y que ganó menos de 9 mil dólares en su carrera.

Él fue quien pensó, produjo y dirigió el documental “Lejos de las luces”, en el que se muestra el verdadero mundo del circuito en el que sólo las grandes estrellas son millonarias. La mayoría de los tenistas, en cambio, debe seguir trabajando una vez que se retira.

Pero, ¿cuánto le cuesta a un chico argentino meterse dentro de los 100 mejores del mundo? La pregunta realizada por Clarín a varios de los argentinos presentes en Roland Garros arrojó, en promedio, cifras cercanas a los 100 mil dólares anuales.

El secreto es el gasto que se va acumulando y si tienen algún sponsor o se la deben rebuscar solos. El gran cambio en los últimos tiempos es que si bien el circuito reparte más dinero, esa plata está en los torneos grandes a los que no todos tienen acceso.

“Hace diez años había muchos torneos del nivel de los ATP 250 y jugadores que estaban hasta 140 en el mundo los jugaban. Hoy es raro ver ahí a alguien que está más allá del 80° lugar.

Entonces esos tenistas que están 100 o 130 tienen que jugar clasificaciones o challengers, donde el dinero en premios es menor”, cuenta Alejandro Lombardo, el entrenador de Horacio Zeballos, que con su llegada a octavos de final en el single y a cuartos de final en el dobles se aseguró en Roland Garros unos 236 mil euros que serían algo así como 153 mil (unos 173 mil dólares aproximadamente) con los descuentos.

Un dato: a lo largo de su carrera Guillermo Vilas ganó 62 títulos (incluidos cuatro Grand Slams) y ni siquiera llegó a los 5 millones de dólares en premios: sumó 4.923.882... Viajes, hoteles y comidas son las erogaciones principales.

Y otro problema para los argentinos son las distancias. Un viaje a Europa cuesta unos 2 mil dólares y si la derrota es en la primera ronda nadie se vuelve a Buenos Aires porque las giras son de entre cuatro y cinco semanas; un europeo está a 100 euros (promedio de un pasaje en tren) de su casa.

Si bien la famosa Legión argentina estaba integrada por cracks como Nalbandian, Gaudio o Coria, esa camada aprovechó el cambio del 1 a 1 en sus primeros años en el profesionalismo.

¿Y qué hizo el resto? Jugadores que llegaron al top 100 como el propio Zeballos, Berlocq, Roitman, Vassallo Argüello, Guzmán, Brzezicki, Junqueira o Máximo González solían compartir entrenador para abaratar costos.

Esa costumbre hoy no se practica y el panorama es más complicado para chicos que, con el mismo ranking de un europeo, ganan la mitad o hasta una tercera parte porque los sponsors los buscan a éstos y además tienen muchos menos gastos fijos.

Según un informe pedido por la Federación Internacional de Tenis, sólo un 95% de los jugadores que intentan ser profesionales ganan el suficiente dinero como para recuperar la inversión realizada.

Más: apenas el 1,8% tienen beneficios económicos, el 45,5% no llegó a ganar un peso (dólar o euro) en los torneos en los que jugó y sólo el 1 por ciento de los top se queda con el 62 por ciento de los premios del circuito.

En definitiva, en la ley de la selva son pocos los que sobreviven. .

Powered by: World(129)