Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
ATP

La previa de la final del Abierto de los Estados Unidos

-  Leer: 546
by Leonardo Gil

La final del último torneo grande del año será un duelo de estrategias y de distintas formas de concebir el tenis, además de ser sospresiva, no por Rafael Nadal, número uno del mundo que era candidato desde el primer día, sino por el sudafricano Kevin Anderson, vigésimo octavo cabeza de serie en la "Gran Mnazana", que a base de efectividad se metió en la definición del domingo y buscará su primer título de Grand Slam en su primera final de esta categoría.

Será un duelo de estrategias con un Nadal que buscará alargar los puntos y de frenar la potencia del servicio del sudafricano, donde planteará la batalla desde el fondo de la cancha, con el amenazante efecto de su pelota y esa derecha mortal que puede desquiciar a cualquiera, un muro y una defensa que buscará tumbar con su saque el espigado Anderson.

El sudafricano fue avanzando silenciosamente, con el saque como punta de lanza, y una efectividad que ha ido mejorando tras cada ronda, como la del primer servicio que ha marcado 62%, 63%, 65%, 65%, 67%, 69% desde la primera parada hasta la semifinales, mientras que comenzó ganando el 87% de puntos jugados con su primer saque, y en el resto de los choques registró un 84%, un 78%, un 84%, un 82%, y un 83%, en su última presentación.

Nadal, que viene de conectar 45 tiros ganadores ante Juan Martín Del Potro busca sumar un nuevo título de Grand Slam, el décimosexto, una temporada llena de éxitos con los títulos en Roland Garros, Barcelona, Madrid, y que vivirá su tercera final de un grande tras la lograda en Australia.

Además, buscará aumentar su ventaja en la cima del ranking y seguir en carrera por convertirse en el mejor jugador de la historia, esa que incluye buscar su primera corona de Copa de Maestros.

El zurdo español se ha impuesto en los cuatro choques previos, incluyendo el choque celebrado en Barcelona este año en dos sets, mientras que en 2015 se quedó con lo duelos en el Masters 1000 de París por 4-6, 7-6 y 6-2 y en el Abierto de Australia por 7-5, 6-1 y 6-4.

La primera vez que se vieron fue en 2010 cuando el de Manacor ganó en el Masters 1000 de Canadá por 6-2 y 7-6.

Serán dos estilos totalmente diferentes los que se verán en la Arthur Ashe, un jugador buscará su juego desde la línea de base y alargar cada vez más el juego, mientras que el otro querrá ser muy ofensivo e incisivo desde el primer golpe, dos formas de ver el tenis muy diferentes, que se conocen hace más de dos décadas, pero que hoy serán rivales con una red que los separe.

.

Powered by: World(129)