ATP WTA RESULTADO

Ya no es el "Peque", es un gigante el que ruge en Nueva York

-  Leer: 471
by

La historia: David contra Goliat, al argentino de un metro 70 frente al favorito en los papeles, un croata de 1.98 centímetros al que derribado este viernes por la tercera ronda del Abierto de los Estados Unidos, un ex campeón de este torneo al que ha derrotado por 4-6, 7-5, 7-5, 6-4, sin duda la victoria más importante de su carrera y que lo lleva a la segunda semana de un Grand Slam por primera vez.

El jugador de 25 años, un novato en la tercera ronda en Flushing Meadows no se dejó intimidar por el monarca del 2014, un tenista que pareció acusar la falta de ritmo al no jugar desde Wimbledon y que no pudo ante las ganas y el corazón del argentino, número 33 del mundo.

Comenzó parejo el encuentro con un Schwartzman que no quería dar tiempo al número siete del mundo y que atacadaba cada pelota cuando podía. No pudo hacer daño desde el servicio, buscó con su derecha, sabía que el fuerte del croata era su saque y aguantó cuando estuvo al borde del precipicio al escapar de siete oportunidades de quiebre, y como un gato sobrevivió para luego dar el zarpazo y arrebatar el saque de su adversario.

Pero no pudo confirmar Diego, Cilic arriesgó de buena manera y devolvió el golpe, en un intercambio de quiebres que favoreció al europeo a pesar de errores no forzados. En la primera oportunidad, Cilic firmaba el 6-4 a su favor.

No bajó los brazos Schwartzaman que siguió a lo suyo, buscando el partido con su juego y surtió efecto: jugar al revés del espigado croata, una fórmula que le entregó un quiebre en el quinto juego del segundo set, ante un Cilic que disminuyó su servicio a un 50% de efectividad.

Hubo nuevamente quiebres de lado y lado, el suramericano no pudo cerrar en 5-4, pero recuperó la ventaja y con un 7-5 igualó la pizarra. Schwartzman no bajó el ritmo, todo lo contrario, aumentó su nivel de juego y quebró de entrada en el tercero, la inspiración ya estaba más que presente.

Cilic también plantearía batalla y recuperaba su servicio en un encuentro parejo que se fue al 4-4 y que volvió a alargar su definición, una que caería en manos de Diego tras 55 minutos por 7-5.

Un gigante era ahora el número 33 del mundo que buscaba la victoria y que a pesar de los nervios no dejó de arriesgar para conseguir el resultado ante un Cilic que ya no contaba con el servicio como arma y que en total llegó a sumar 80 errores no forzados.

Dos quiebres más de Schwartzman animaban a los argentinos presentes que no dejaban de corear “Ole, ole, ole, ole Diego Schwartzman.” Tuvo para cerrar el compromiso con ventaja de 5-2, pero el pulso tembló y le dejó una última chance para finiquitar el pase, no entregó su servicio a pesar de tres oportunidades de quiebre en contra.

En el segundo punto para partido el "Peque" apretó el puño tras una derecha que derrumbó a un Goliat que ni se movió en la derrota. El próximo rival en octavos de final será el francés Lucas Pouille, quien derrotó al kazajo Mikhail Kukushkin.

.