Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
EDITORIAL

Super Tie Break: Arde Paris?

-  Leer: 342
by Mariano Gombi

Buenos días, planeta tenis. Ya abrió Roland Garros, sede del Grand Slam de París, segundo del año y que en este 2016 repartirá 32 millones de euros en premios, lo que representa un 14 % más respecto a la edición de 2014.

Cada campeón de rama se lleva 2 grandes y los y las finalistas uno. Es el único Major que se juega en arcilla y que ha sido ganado por las dos tenistas más bellas del circuito WTA entre 2008 y 2014: Ana Ivanovic hace ocho años -cuando acabó con el reinado de la belga Justin Henin-, y María Sharapova en 012 y 014.

Ambas, por ello, fueron las número uno del mundo un buen rato. Y es que el tenis de damas, incluso antes de la era abierta, ha sido la expresión deportiva ante la que las nuevas artes que reúnen biomecánica y física cuántica, estrategia guerrera y pensamiento predictivo, cristalizan toda una mística de renovación de la sacralidad femenina que “se oculta bajo la rosa ( mientras) la Sangre Real espera bajo la antigua Roslin, (donde) reposa por el arte de maestros adornada, el cáliz y la espada cuidando sus puertas, cubierta por el manto de la bóveda estrellada” ( según Da Vinci, convertido en enigmática estrella pop).

Y París, en tanto “Ciudad Luz”, con Saint Sulpice y el Louvre como referentes del “ camino de la rosa”, es el último reducto de la quintaesencia humana, de la restauración del linaje femenino perdido en la imposición de la “igualdad” ante la lógica de la fuerza de trabajo.

En esta ocasión, pese a la reflexión descrita, las canchas de Roland Garros terminaron aguadas con apenas dos partidos estelares concluidos. Una primera ronda tan inconclusa como lo inesperado de una lluvia que, si continuamos en la tónica de las metáforas, fue el llorar del cielo por la ausencia de su bicampeona María Sharapova, imagen tenística por excelencia de París.

Esta muy bien que Serena Williams también se haya llevado la copa Suzanne Lenglen en tres ocasiones, pero el Internationaux de París es mucho más que fibra y revanchismo. Con siete horas de diferencia respecto a México, a las once de la mañana del domingo europeo saltó a la cancha la checa Petra Kvitova (12) quien hubo de usar todo su arsenal para derrotar a la jugadora de Montenegro Danka Kovinic (57) en parciales de 62, 46 y 75 en su partido de debut en el segundo Grand Slam del año.

Un Match con demasiadas doble faltas de Petra, un total de diez por las dos de su oponente. Además, en cuanto a los saques directos, Kovinic también se mantuvo por delante de la décima cabeza de serie, ya que conectó un total de cinco por los tres de la checa.

Sin embargo, en cuanto a los puntos de quiebre ganados, la checa estuvo por encima de su contrincante, ya que logró seis de los 14 posibles, mientras que la montenegrina se apuntó solo cuatro de los 12 que pudo haber ganado.

Los errores no forzados fueron a la par, con 28 para Daría y 29 para Kvitova, mientras que ésta consiguió 100 puntos en el recuento total por los 91 de Kovinic. La siguiente rival de Petra será Su-Wei Hsieh, de Taipei.

Por su parte, la lider del gang checo, Lucie Safarova (13) pudo finalizar su partido sin dificultad a pesar de la larga interrupción por precipitaciones en París. 60 y 62 fue el resultado final del duelo que la midió frente a la juvenil y espigada rusa Vitalia Diatchenko (223) y su siguiente rival será Viktorija Golubiv, 132 del ránking WTA.

.

Powered by: World(129)