Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
ENTREVISTAS

Marat Safin: "Yo queria ser futbolista".

-  Leer: 1199
by Beto Briones

Hace siete años ya de la retirada de uno de los tenistas con más talento que ha conocido el mundo del tenis. Y uno de los más irregulares e intermitentes a la hora de mostrar ese talento. Hablamos del ruso Marat Safin, ganador de dos Grand Slams, número 1 del mundo y una figura con gran carisma en el planeta tenis.

El pasado fin de semana se convirtió en el primer jugador de nacionalidad rusa en ser entronizado en el prestigioso Salón de la Fama de Newport en Estados Unidos, uniéndose a toda una terna de grandes leyendas de este deporte.

El moscovita, largo tiempo afincado en Valencia, habló sobre sus raíces y algunas interesantes detalles de su carrera. También sobre su futuro cerca del deporte que tanta gloria le ha dado. La belga Justine Henin, la francesa Amélie Mauresmo y él han sido este año las personalidades elegidas por el Salón de la Fama de Newport en el estado americano de Rhode Island.

Son ya parte de la historia del tenis para este mítico enclave que acoge todo tipo de recuerdos, historias y elementos relacionados con el deporte de la raqueta. Marat Safin, que escribió su propia historia y parte de la del tenis en general triunfando en el US Open de 2000 y en el Abierto de Australia de 2005 ha expresado su agradecimiento por este honor que se le ha concedido.

"Es realmente agradable regresar al tenis, a sus raíces y entender la historia. Es la primera vez que entro en contacto con ella, es decir, con el museo. La semana de Newport es fantástica. Aquí es donde reside el arranque de la historia del tenis.

Ser parte de esto es un enorme honor para mí, especialmente por ser el primer ruso. Agradezco mucho a la gente, les gustaba mi tenis, la forma en que jugaba. Estoy muy agradecido por ello", comentaba Safin. El moscovita fue preguntado por sus inicios en el tenis y el peso que este deporte ha tenido en su familia, de gran tradición.

"Mi madre fue tenista, intentó ser profesional, jugando un par de veces Roland Garros y Wimbledon júnior. Ella quería conseguir lo que quería conseguir a través de nosotros. Y lo que ella hizo fue, en una sola familia, tener a un chico y a una chica (Dinara) como números 1 del mundo", recordaba el ruso, que lanzaba una llamativa afirmación sobre su madre, el tenis y él.

"Doy las gracias por mis raíces a mi madre que supo sacarme de problemas y meterme en el tenis. Yo no quería jugar al tenis en absoluto, quería ser futbolista. Pero ella, mi madre, sabía mucho mejor lo que su hijo necesitaba", contaba Marat, que durante toda su carrera ha tenido enormes altibajos de los que fácilmente se desprendía que no siempre el tenis era su máxima prioridad.

Sincero y directo como acostumbra el ruso, Safin no dudaba sobre su comportamiento a lo largo de su carrera. En tres palabras: "Era joven, estúpido y valiente. Ahora soy más mayor. No sé si más sabio o no.

Pero superándome y mejorando", aseguraba el que ha sido el número 1 del mundo más alto de la historia (195 cm). Se arrepiente bastante de la falta de preparación con la que acudió a los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, cuando se encontraba en uno de los mejores momentos de su carrera.

"Tengo terribles recuerdos. Los lugares geniales, grandes experiencias, pero terribles resultados. Sigo arrepintiéndome de no haberme puesto más a fondo para preparar los Juegos Olímpicos. Ya lo dije, joven y estúpido.

Y valiente", siempre autocrítico a la vez que orgulloso de sus logros Safin, que quiere estar ligado al tenis en el futuro. "El cielo es el límite como se suele decir. Me gustaría estar cerca del tenis.

Podría ser útil como una especie de consejero, en la ATP, ITF o algo así. Lo mejor está por llegar", avisa el ruso. .

Powered by: World(129)