Federer: Sin ella, las cosas habrían resultado de manera muy diferente


by   |  LEER 733
Federer: Sin ella, las cosas habrían resultado de manera muy diferente

Fuera de la cancha, Roger Federer es un tipo ejemplar, familiar, que aprovecha cada tiempo fuera de la profesión para compartir con sus seres queridos, principalmente con su esposa Mirka, y sus hijos Myla Rose, Charlene Riva, Lenny y Leo, de quienes ha hablado recientemente, un "caos organizado", como el mismo ha descrito la situación en su núcleo familiar ya que "las chicas tienen una edad en la que quieren dominar a los chicos y los chicos tienen una edad en la que ahora pueden defenderse", por lo que pueden imaginar a papá Federer imponiendo orden en casa.

"A veces tenemos que ser los árbitros", admitió el actual númerod dos del planeta. Cuando Roger dice "nosotros", también se refiere a su esposa Mirka, quien es parte fundamental de su vida, también en lo profesional, una carrera donde la ex jugadora es el pilar más grande.

Mirka fue una de las 80 mejores del mundo en su momento y sabe lo que es sufrir reveses o decepciones: "En momentos de duda, podía acercarme a ella y preguntarle cómo se sentía realmente, si creía que podía regresar", explica un Federer que bañando a sus hijas se lesionó el menisco en 2016, una etapa donde la firmeza de su esposa fue clave en su regreso a la competición.

"Sin ella, las cosas habrían resultado de manera muy diferente", concluyó quien está por regresar al circuito profesional, específicamente el once de junio cuando comience a disputarse el ATP 250 de Stuttgart, como puesta a punto para el tercer major del año, Wimbledon.

.