Roger Federer: Crecer así fue hermoso, deseo lo mismo para mis hijos


by   |  LEER 1627
Roger Federer: Crecer así fue hermoso, deseo lo mismo para mis hijos

En más de dos décadas en el mejor tenis del mundo se pueden conocer muchos lugares y adquirir una experiencia y conocimiento inmenso, lo que conduce a una madurez tremenda. Ese ha sido el caso del campeón de 20 Grand Slams, Roger Federer, quien tiene más de 20 años viajando por todo el planeta para desarrollar su carrera profesional en el mejor tenis del mundo, esa vida que inició cuando era muy joven, recuerdos que ha compartido en una entrevista especial con CN Traveler.

"Creo que mi independencia, probablemente, siempre fui muy independiente, tomando el autobús, el tranvía o el tren para practicar. Crecer de esa manera fue algo hermoso, y deseo lo mismo para mis hijos", comenzó revelando el suizo sobre sus recuerdos de la infancia.

"Aprendí a desplazarme, y viajar es todo acerca del tiempo y la programación, y llegar de A a B a tiempo. Hubo un viaje maravilloso con mis padres cuando tenía 14 años, antes de ingresar a un centro de tenis, un gran viaje a Australia.

Viajé por la costa este con mi hermana y mis padres, yendo a Sydney, Queensland, Cairns, y también a la Gran Barrera de Coral. Después de que mi vida cambió, me volví mucho más serio como profesional del tenis.

De los 14 a 16 años salía a las 6 p. m. los domingos y volvía los viernes, jugando torneos a dos horas en tren, en medio de la gente que toma el tren de ida y vuelta al trabajo", comparte el genio de Basilea.

Aunque ya tenga miles de kilómetros como viajero, a Roger aun le quedan sitios por conocer junto a su familia y un sueño en particular que involucra ponerse detrás del volante.

"Me encantaría viajar a África más, mi madre es de Sudáfrica, y tenemos una fundación allí donde apoyamos a los niños para una mejor educación. Y me encantaría hacer más viajes también con automóviles, no solo con aviones.

Tengo ganas de viajar por Francia, viajar por Italia, en mi sueño veo un buen auto con solo una maleta, yendo a estos hermosos restaurantes o a un lugar agradable en el campo, conociendo gente, con la familia. Sería muy divertido de hacer, pero tendré que esperar hasta que me retire", explica Federer.

Últimamente, el suizo ha estado viajando a la playa, aprovechando para disfrutar del sol junto a sus seres queridos, destinos que quiere repetir en un futuro cercano cuando se acerquen las vacaciones de fin de año.

"Nos encanta ir a las Maldivas, para nosotros es nuestro lugar tranquilo donde estamos todos juntos. Nos relajamos en la playa, nos divertimos, es nuestra fuente de energía. Hemos ido allí muchas veces. Cuando no teníamos hijos, solíamos ir a Mauricio, Seychelles, Islas Turcas y Caicos.

Nos gustan las playas, pero como vivimos en Suiza, las vacaciones de senderismo han sido una gran cosa para nosotros, también solía hacerlo con mis padres. El esquí ha comenzado para los niños, aunque no he esquiado en los últimos 10 años.

Voy a esquiar nuevamente después de que me retire", concluyó el helvético. .