Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
ROGER FEDERER

Federer: "Cambiaba pañales, las bañaba. Ahora doy paseos con ellos"

-  Leer: 4394
by Leonardo Gil

Roger Federer sigue dando muestras de que se puede cuando se quiere. El suizo habla con el ejemplo, que se puede ser exitoso en un deporte tan demandante como el tenis y a la vez, ser un padre ejemplar, y aunque ello le haya costado algún que otro título, su triunfo más grande es la paternidad.

A sus 35 años se ha levantado muchas veces cuando muchos ya lo daban por retirado y esta vez cuenta detalles que no se conocían hasta ahora: sus hijos, la educación, la admiración que inspira, el ejemplo de Nadal, el tenis; en fin, demuestra lo que siente por este deporte en una brillante entrevista con XL Semanal.

Si hay alguien a quien también hay que reconocerle muchas cosas es a su esposa Mirka, sin ella no habría esta versión del suizo, la que dirige la organización y quien le borró la palabra "retiro" de su mente, justo cuando Roger estaba lesionado y en algún momento pensó en colgar la raqueta.

"Para mí la organización es esencial. Hemos aprendido mucho de las dos niñas, antes estábamos estresados. Mirka se encarga de tener todo ordenado y es genial", cuenta Federer.

El de Basilea revela además que pasó por malos momentos con su juego debido a las primeras etapas como padre, donde se involucró a fondo en la crianza de sus hijas.

"Cambiaba pañales, las bañaba, ayudaba por la noche. Apenas tengo recuerdos de tenis entre 2010 y 2011, las niñas consumían todos mis pensamientos. Al final tuve que desengancharme un poco porque me afectaba la espalda y estaba muy cansado.

Ahora doy paseos con ellos, hablo de muchas cosas, vamos a museos, hacemos barbacoas", explica.

Esta vida de tenista profesional requiere muchos sacrificios, largos viajes, estar fuera de casa, ver poco a la familia, pero los Federer han sabido llevarlo de forma exitosa, juntos y eso ha sido cuestionado, sobre todo la educación de sus hijos, aunque Roger no tuvo problemas para analizar.

"Las chicas disfrutan mucho con los viajes. Estudian en casa, con un profesor particular, aunque han ido al colegio, pero Mirka y yo teníamos claro que no queríamos que yo viajara solo. Volverán a ir a un colegio cuando yo no tenga este ritmo de viajes".

Es notable que Roger tiene quizá la mayor aceptación que un deportista pueda tener, a donde vaya y donde juegue lo hace de local y el helvético explica cuál puede ser esa razón: "siempre me he portado bien, he tratado de ser yo mismo.

Pero quizá lo que he hecho ver a la gente es que realmente amo el tenis, haber mostrado mis emociones en la pista muchas veces. He llorado tras ganar y perder partidos y quizá eso me ha hecho más próximo a la gente", razona el hombre que más veces ha levantado Wimbledon.

El actual número tres del mundo aprovechó para elogiar a otra leyenda de este deporte, rival y amigo con quien ha vivido las más grandes batallas dentro de una cancha de tenis, Rafael Nadal.

"Me ha demostrado que si se tiene un objetivo siempre se puede cumplir; el mío es seguir ganando torneos".

Sobre el futuro no hay nada escrito, pero aseguró que juega para ganar y cómo planteó su regreso para este año luego de estar fuera seis meses por lesión.

"No me imagino ir a un torneo de Grand Slam sin la perspectiva de ganarlo. Cuando eso ocurra, jugaré partidos benéficos y me plantearé las cosas, solo cuando el cuerpo diga basta. Me sorprendió a mí mismo ganar el Abierto de Australia pero ahora pienso que puedo seguir haciendo grandes cosas.

He jugado con cero expectativas los torneos de este año y eso me ha permitido disfrutar de la competición".

Como conclusión a la charla, Roger Federer habla de su figura como inspiración para los más jóvenes y de lo que le gustaría en su futuro.

"Me he tomado muy en serio ser un ídolo para los niños. Creo que he demostrado que el éxito no tiene porqué cambiarte demasiado. Cuando me retire espero tener mucha Suiza, mucha familia. Me gustaría centrarme en mi familia y mi Fundación".

.

Powered by: World(129)