Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
ROGER FEDERER

Roger ante su ultima asignatura pendiente.

-  Leer: 342
by Rossana Acosta Abimerhi

En cálculos felizmente traicionados, Roger Federer llegó a situar en los Juegos de Londres la caída de la hoja roja. Sería allí, en las pistas de Wimbledon, recién cumplidos los 31, donde pondría fin a una carrera difícilmente comparable.

La capital británica le brindaba la oportunidad, sobre hierba, territorio idílico, de alcanzar uno de los escasos objetivos negados: colgarse el oro olímpico. Nadie sabe qué habría sucedido en caso de que el suizo se hubiera impuesto a Andy Murray en la final de hace cuatro años.

Lo único cierto es que Federer sigue muy vivo: es el número tres del mundo y disputará en Río sus cuartos Juegos Olímpicos. Estamos ante uno de los siete tenistas que han logrado ganar los cuatro Grand Slam, frente al hombre que acredita más títulos de este rango, 17, ante el jugador que más semanas ha lucido como número uno del mundo, 302.

A lo largo de una trayectoria que supera los tres lustros, Federer ha derribado las pocas barreras que se le resistían. Lo era Roland Garros, sobre todo a partir de la irrupción de Nadal, hasta que aprovechó la derrota del español en los octavos de 2009 para proyectarse hacia el título.

Lo era también la Copa Davis, una competición a la que ninguneó durante bastante tiempo, hasta unir fuerzas regularmente con Wawrinka y conquistarla en 2014. Oro en dobles en Pekín 2008, también junto a Wawrinka, Federer se estrelló entonces en cuartos, contra Blake, en el cuadro individual, como lo había hecho en Atenas 2004, segunda ronda en aquella ocasión, contra un jovencísimo Tomas Berdych.

Al igual que Nadal y Murray, se bajó del Masters 1000 de Canadá con el fin de llegar más fresco a una competición señalada por significativas renuncias debido al temor al Zika. Aún competitivo, capaz de suscribir partidos heroicos como el que protagonizó ante Cilic en cuartos de Wimbledon, lo cierto es que llegará a Río sin un solo título esta temporada, algo que no sucedía desde 16 años atrás.

Sobre el cemento del Centro Olímpico de Tenis de Río, quien es para muchos el mejor jugador de siempre acometerá uno de los desafíos que mantienen su aún voraz apetito.

Ya lista su nueva raqueta, la Wilson ProStaff RF 97, Federer posee argumentos sobrados para figurar entre los favoritos al podio. Otra cosa es que unas fuerzas golpeadas por la crueldad del tiempo le alcancen en tan ambiciosa tarea.

Fue justo antes de Londres 2012, precisamente en Wimbledon, cuando se colgó su última gran medalla: el séptimo título en el All England Club, el 17º 'major'. .

Powered by: World(129)