El póker me dio esa adrenalina, de sentir que estás luchando


by   |  LEER 372
El póker me dio esa adrenalina, de sentir que estás luchando

El flamante vice presidente primero de la Asociación Argentina de Tenis, Mariano Zabaleta estuvo en su época de tenista profesional entre los 20 mejores de la ATP. "A Federer le gané, así que estoy muy contento.

Es algo que en su momento no valoré tanto, aunque sí lo disfruté. Pero ahora tantos años después y viendo la carrera de Federer, me encanta poder decir a mis hijos que yo le gané al más grande de la historia del tenis, junto con Rafa", dice recordando su época con la raqueta en la mano y de la que se retiró hace 10 años.

Ahora, la mano buena le viene o no en la mesa de póker. Estos días ha estado en el PokerStars and Monte-Carlo®Casino EPT, donde se ha disputado este torneo perteneciente al circuito europeo y en el que fue invitado por la organización.

Zabaleta empezó con el póker a la vez que aún jugaba al tenis. "El póker me empezó a gustar al final de mi carrera como tenista. Los dos últimos años empecé a jugar online, porque el tenista tiene mucho tiempo libre en la habitación y me parecía divertido.

Es un juego que te agiliza mucho la mente, hay que tener paciencia, estrategia, tiene muchas similitudes con el tenis. En la cabeza es muy parecido. Echo de menos la competencia en el tenis y el póker me dio esa adrenalina, de sentir que estás luchando, aunque estés en una mesa.

Me apasiona". El argentino confiesa el enorme esfuerzo mental y físico de los profesionales del póker. "Los torneos que juego me cansan mucho más que cuando jugaba un torneo de tenis. En la pista estaba a lo mejor tres o cuatro horas, pero yo acá veo cómo ayer empecé a las doce del mediodía y perdí a las nueve de la noche.

¡Nueve horas jugando al póker seguidas!, con descansos de 15 minutos cada dos horas. Mentalmente es un esfuerzo brutal. Los que siguen ganando siguen jugando durante tres o cuatro días 10 u 11 horas diarias".

Nunca se midió a Nadal Mariano tiene un poco la espinita clavada de que en su carrera como tenista nunca pudo medirse a Nadal. "Sí, nunca contra Rafa, aunque compartí muchas horas de entrenamiento en bastantes torneos, pero nunca nos tocó enfrentarnos.

Me hubiera encantado jugar con él. Entrenamos juntos millones de veces, porque yo era muy amigo de Charly Moyá y he ido muchas veces a entrenar a Mallorca. Vi a Nadal cuando empezaba, con 14-15 años. Él era muy amigo de Juan Mónaco y andábamos allí los cuatro juntos.

Lo vi crecer". En cualquier caso, Zabaleta idolatra a Nadal. "Rafa es casi imbatible en tierra. Ya ganó Montecarlo y Barcelona y aunque pierda algún partido en tierra, no veo a nadie que le pueda hacer sombra.

Mentalmente es muy superior y si está bien físicamente, es muy, muy complicado ganarle. Bueno, hay uno. Ojo con Del Potro. Si le respetan las lesiones, es el único tipo que puede ganar a Nadal en todas las superficies.

Del Potro puede ser la amenaza más fuerte para Nadal en Roland Garros". Si en el imaginario se construyera el jugador perfecto, el póker ideal para Zabaleta sería "la mentalidad de Nadal, siempre lo digo, el revés con slide de Federer, la derecha del chileno Fernando González y el revés de Djokovic cuando está bien".

Zabaleta está enamorado del póker y anima a que la gente se enganche. "El póker es un juego o deporte, es agilidad, paciencia y aguante mental. Como el ajedrez. Lo que pasa es que siempre está la discusión de que como hay un grado de azar...

pero en todos los deportes hay un grado de azar. Pero cada vez juega más gente, es fácil de aprender, tienes un montón de posibilidades para jugar. Si quieres jugar el Roland Garros del póker, si consigues la pasta, lo juegas.

En el tenis nunca puedes aspirar a jugar Roland Garros si no eres profesional. El póker te abre puertas. Aquí he jugado contra cinco o seis jugadores que los he visto por televisión y ahora compartir mesa con ellos es increíble".

Por cierto, el profesor de autoescuela francés Nicolas Dumont, fue el vencedor en el torneo principal del EPT Montecarlo de PokerStars y Monte-Carlo©Casino, en el que participaron 777 jugadores y se llevó un premio de 712.000 euros.

El parisino, de 31 años, también se llevó un Pase Platino de 30.000 dólares para el PokerStars Players No Limit Hold'em Championship (PSPC), que se celebrará el próximo enero en las Bahamas.

.