Tennis World ES
Tennis World
TENNIS WORLD MAGAZINE
TENIS HISTORIAS

El doloroso pasado de Andy Murray

-  Leer: 3001
by Leonardo Gil

El destino muchas veces parece tener reservadas algunas cartas, ese as bajo la manga que años después se vuelve un ejemplo de superación, de que la vida, por más dura que sea, es una constante lucha por sobrevivir.

Andy Murray es una prueba de ello.

El escocés, que lucha con sus lesiones en la cadera, tiene una vida muy curiosa fuera de las canchas. Andy, que se conviertió en el segundo jugador de más edad en alcanzar la cima del ranking (29 años, John Newcombe lo hizo con 30 en 1974), fue un bebé prematuro y además, nació con la rótula bipartita, es decir, los huesos de la rótula se mantienen separados en lugar de fusionarse entre los tres y siete años, algo que siempre le ha causado molestias y dolor a lo largo de su carrera deportiva.

Pero apartando esto, Andy tiene una historia triste y no para contar, de esas que nunca quisieras recordar y que marcó la vida de la población de Dunblane, en el norte de Edimburgo.

El 13 de marzo de 1996, con ocho años y junto a su hermano, fueron sobrevivientes de la conocida masacre de Dunblane, el asesinato múltiple más importante del Reino Unido, donde un perturbado Thomas Hamilton, despedido de los Boys Scouts por conducta “impropia”, abrió fuego en el gimnasio de la Primaria de esa localidad, suceso que dejó quince niños y una profesora fallecida, otros doce niños y tres adultos heridos.

El homicida se suicidó poco después. De los supervivientes resaltan dos nombres, Andy y Jamie, el hermano mayor del ex número uno del mundo.

“Andy” relata que él y su hermano se salvaron porque escucharon los disparos camino al gimnasio, pero tuvieron tiempo de correr a la oficina del jefe de estudios y se escondieron bajo una mesa.

A Andy no le gusta hablar del tema, lo evita a toda costa por lo doloroso que aun le resulta, que aunque recuerda poco, está consciente de que aquel día él y su hermano pudieron haber muerto.

Doce años de silencio mantuvo el ex pupilo y ex compañero de dobles del venezolano Daniel Vallverdú, pero ese quiebre dejó grandes declaraciones de Andy, quien manifestó que el asesino llegó a sentarse a su lado cuando viajaban en el auto de su madre.

“Lo más extraño es que conocíamos al hombre, había estado en el carro de mi mamá. Obviamente es muy raro pensar que hay un asesino en tu carro, sentado a tu lado”, recordó Andy, que también asistía al club de Boys Scouts que dirigía Hamilton.

El derecho de 30 años luchó varios años tratando de asimilar que alguien conocido cometió tal atrocidad. “Yo pude haber sido uno de esos niños. Varios de mis amigos murieron, sólo tengo pequeños recuerdos de aquel día, también recuerdo que minutos antes cantamos algunas canciones en clase”, afirmó el dueño del oro olímpico.

Tan trágico y tan influyente fue este suceso en la vida del “orgullo de Escocia” que su madre, Judy, notó que su hijo no pudo superar el trauma y decidió enviarlo a la Academia Sánchez-Casal en Barcelona a los catorce años.

Hoy se ven los resultados de tal decisión.

El premio a la insistencia

Tras doce años en la élite, Andy Murray llegó al número uno del mundo, un logró que finalmente lo coloca a la par de sus tres históricos contrincantes para completar el famoso Big Four.

No era la manera ideal de hacerlo, pero igual vale, tras 122 semanas de reinado, Novak Djokovic cedió ante la insistencia de un jugador que en 2016 se quedó con los títulos de los Juegos Olímpicos, Wimbledon, Roma, Queen`s, Pekín, Shanghai, Viena y París, más las finales de Australia, Madrid, Roland Garros y Cincinnati.

Le sobran méritos al vigésimo sexto jugador, desde la Era Abierta que inició en agosto de 1973, en alcanzar la primera posición de la clasificación. “Andy está ahora en un posición para serlo, se lo merece, sin duda.

Tengo un gran respeto por lo que ha logrado. Nos conocemos desde hace mucho tiempo. La primera vez que jugamos teníamos once años, creo. Es increíble ver el nivel que ha alcanzado en estos doce meses, se merece estar en la posición en la que está”, reconoció Djokovic para ese momento.

Pero el balcánico, con 223 semanas en la cima, no ha sido el único en regalar elogios. Rafa Nadal (141 semanas como número uno y que vuelve a la cima el próximo lunes ) llegó a hacerlo en sus redes sociales, destacando el sacrificio y lo merecido que tiene Murray el ocupar la primera posición.

El hijo de Judy y William Murray es el primer británico en conseguir el número uno del mundo y undécimo jugador en lograrlo en este siglo, lo que sigue confirmando a los no creyentes que Andy si era el relevo de Fred Perry, y hasta más.

El icónico dueño de Wimbledon en 1936 ya es un escalón que el británico dejó atrás con sus dos medallas doradas y tres títulos de Grand Slam “Era una meta que estaba muy lejos pero Wimbledon significó un punto de inflexión muy importante para mí.

Hacía mucho tiempo que no conseguía un Grand Slam y aquel triunfo me dio mucha confianza. No pienso que el número uno venga a raíz de lo que he hecho esta semana o la anterior, ha sido un proceso de muchos años de trabajo para llegar hasta aquí”, confesó el británico en la sala de prensa del torneo de París que lo recibió entre aplausos el año pasado.

Fanático confeso del Barcelona desde la época de Ronaldinho, Deco, Xavi, entre otros; Andy logró romper el reinado de trece años que mantenían Federer, Nadal y Djokovic en la cima de la clasificación y aunque no tiene recórd positivo con ninguno de ellos ya puede respirar y mirarlos a su lado.

El que pudo haber sido un “futbolista decente”, como declaró hace unos años, Andy Murray buscará uno de los pocos cetros que le falta, el Torneo de Maestros, un jugador que ya vivió la emoción de conquistar la Copa Davis coneguida con el Reino Unido la temporada del2015.

.

Powered by: World(129)